RISING PHOENIX: Historia de los Juegos Paralímpicos

Si te gusta el deporte NO puedes dejar de verlo.

En teoría es un blog sobre Trail, pero da igual. También es para gente que le gusta el deporte en general. Y por eso me gustaría aprovechar para recomendar al 100% este documental que puede verse en NETFLIX. Igual mucha gente ya lo conoce y lo ha visto o compartido, se estrenó por Agosto del 2020. A mi personalmente me lo recomendó un amigo y tengo que decir que con un ligero interés lo puse a última hora de la noche con la pura ignorancia de pensar que, siendo un documental y las altas horas en las que pretendía empezar a verlo, sería casi como el somnífero que me llevaría a coger el sueño. Pero nada mas lejos de la realidad.

Cartel oficial de Rising Phoenix
Cartel oficial de Rising Phoenix: Historia de los Juegos Paralímpicos

Mi opinión sobre Rising Phoenix

Desde el primer minuto te hace abrir los ojos como un búho, te mantiene atento a todo lo que transmite sin darte cuenta. Con una mezcla de historia de los juegos, relatos personales, música brutal, una fotografía muy cuidada y planos de cámara que son puro arte (todo ello enlazado casi más como una película que como un documental) hace que se te seque la garganta y te encoja el corazón. Si no te emociona como espectador, háztelo mirar.

De verdad, la genialidad de los directores y el carisma de los personajes, en los que se incluye el príncipe Enrique (si, últimamente en el candelero por sus desencuentros familiares) por cierto, consiguen que veas una realidad que siempre a existido y muchos de nosotros nos hemos negado a ver y aceptar. Mas allá de la propia autocrítica personal de cada espectador en ningún momento el documental toma un aire “victimista” pero si pone ante nosotros la injusticia de nuestra sociedad en su conjunto. Al contrario, consigue poner en un claro contexto la realidad de muchas personas que han aprendido a ser diferentes y ser verdaderos campeones sin ningún tipo de pretexto. Habla de superación personal, sacrificio e igualdad.

Creo sinceramente que es uno de esos documentales que deberían ser “obligados” poner a los chavales en una clase de educación física de cualquier instituto o colegio. Y terminar con un debate que termine de consolidar las bases reales de lo que debería ser el espíritu deportivo, la competición, el compañerismo y la superación personal. Me vienen a la cabeza muchos momentos o escenas y me dan ganas de relatar todo lo que refleja. Pero eso sería hacer spoiler, prefiero intentar crear la curiosidad y necesidad de verlo. Creo que no es muy atrevido decir que es de lo mejor que he visto en Netflix. Creo que consigue en algo menos de 2 horas abrir tu mente, tus emociones y crear conciencia casi de una manera terapéutica para cuando creas que tu vida se pone cuesta arriba. Recuérdalo.

Deja una respuesta